*Cada vez más fraude, en la Publicidad Programática.

La publicidad programática es una de las grandes invenciones de la red y una de las que ha tenido un mayor impacto más allá de internet y su ecosistema publicitario. El sistema hace que comprar y vender publicidad sea muy fácil y, sobre todo, ha hecho que encontrar el mercado más adecuado para el mensaje que se envía sea más fácil. El algoritmo se encarga de casar a mensajes con consumidores y permite ser mucho más efectivo a la hora de conectarlos.

A eso se suma que a medida que se van dejando cosas en manos de los algoritmos, los anunciantes necesitan menos personal para posicionar sus anuncios, algo que les interesa. La publicidad programática también abrió el abanico de escenarios, haciendo, gracias a los marketplaces, que los pequeños medios online también se conviertan en un portfolio fácilmente accesible.

Fuera de la red, la publicidad programática ha tenido mucha influencia en cómo se ve el futuro. La televisión y hasta la prensa de papel están experimentando con dejar su publicidad en manos de algoritmos, ya que los anunciantes quieren el mercado dinámico que tienen en internet (todo sucede muy rápido) y aspiran también a segmentar las audiencias del mismo modo que lo hacen en la red. Al fin y al cabo, los puntos positivos de este tipo de anuncios son lo suficientemente atractivos como para querer incorporarlos en otros escenarios.

Pero la publicidad programática también tiene un lado oscuro, uno que además es bastante preocupante. La publicidad programática tiene un riesgo muy importante y ese riesgo es el fraude.

6.500 millones de dólares perdidos

→ ….+ ver nota completa.

 

Fuente. Puro Marketing